¿Qué llevas puesto?

agosto 24, 2011 at 3:39 pm 2 comentarios

Todos nosotros hemos escuchado la pregunta: “¿qué llevas puesto?”Probablemente usted jamás conteste “petróleo, pesticidas, perfluoroquímicos y antimonio con accesorios de cadmio.” Y en la mayoría de los casos, esa sería una respuesta honesta.La ropa moderna implica mucho más que solo considerar el diseñador mencionado en la etiqueta o el precio de venta. Deténgase un momento y lea la etiqueta de la camisa o el pantalon que tiene puesto. Por una vez, no se preocupe por la talla. En lugar de ellos, mire la lista de fibras que componen la prenda. Es probable que vea un mezcla de telas, por ejemplo, 97 por ciento rayón, 3 por ciento elastano o 65 por ciento de poliéster y 35 por ciento de algodón. Si hace un inventario de toda la ropa en su armario usted encontrará algunos nombres de telas o mezclas que no conoce.

•¿Se ve bien?

•¿Nos queda bien?

Pero hay otras dos preguntas que deberíamos hacernos siempre con respecto a nuestra ropa y otras telas”

•¿De qué está hecha?

•¿Qué efecto está causando en nuestro cuerpo?

Desde que el ser humano descubrió que las fibras podían proteger el cuerpo mejor que las pieles de animales, las telas se han transformado en una parte importante de nuestras vidas. Por miles de años, las cuatro fibras comunes en las telas eran lino, lana, agodón y seda -todos estos productos creados por fuentes naturales. Sin embargo, las fibras naturales presentan algunas limitaciones. El algodón y los linos se arrugan, la seda debe manejarse cuidadosamente, la lana encoge y puede picar. Entonces es comprensible que la gente haya sentido entusiasmo frente a los avances tecnológicos del último siglo que permitieron a la industria de tejidos cambiar las telas naturales -y sus limitaciones- por telas sintéticas.

Estos nuevos materiales artificiales, tales como el nylon y el poliéster, son resistentes a las arrugas y manchas, tienen propiedades antimicrobianas y son resistentes a las llamas. Sin embargo, actualmente estamos descubriendo que los beneficios de las fibras sintéticas muchas veces no superan los peligros que constituyen para la salud. Para desarrollar materiales artificales fue necesario inventar miles de nuevas sustancias químicas que actualmente entran en contacto directo con nuestro cuerpo se pueden absorber a través de la piel, inhalarlos a medida que se evaporan de la tela o -en el caso de los bebés succionarlo y tragarselos a medida que le salen los dientes.

En cierta manera, la ropa que usamos está tan procesada como los alimentos que ingerimos; ambos pasaron de ser saludables y naturales a ser prácticos y tóxicos.

Prendas de Plástico

Para entender qué sustancias químicas potencialmente tóxicas hay en nuestra ropa -y, por lo tanto, en nuestros cuerpos-debemos considerar cómo se fabrica la ropa sintética.

En la actualidad, prácticamente todos los ejemplos de fabricación de fibras sintéticas son peligrosos para nuestra salud. Por ejemplo, está ampliamente aceptado que el policloruro de vinilo (PVC, por sus siglas en inglés), causante de cáncer, es el más objetable entre los plásticos, y aun así vemos que cada vez lo hacen más blando y más flexible por medio de la adición de plastificantes tóxicos, típicamente ftalatos que también pueden causar estragos en nuestras hormonas, para ser usado en las prendas de vestir.

En otro ejemplo, el poliéster se fabrica de productos de petróleo por medio de un proceso en el cual se usa un metal llamado antimonio. La exposición prolongada al antimonio puede afectar negativamente el corazón, el sistema digestivo, los ojos, la piel y los pulmones.

Los perfluoroquímicos o PFC que incluyen al antiadherente Teflon® se añaden en las telas para conferirles durabilidad, resistencia a las manchas y resistencia a las arrugas. Los PFC son extremadamente persistentes en el cuerpo porque no pueden metabolizarse ni desingegrarse. Se acumulan en las células y se han asociado con la toxicidad reproductiva y el desarrollo, también al cáncer del hígado y la vejiga. Las prendas de vestir que tienen la etiquete “no necesita plancharse” contienen, típicamente, PFC.

Desafortunadamente, cada vez más niños en edad escolar y trabajadores necesitan usar todos los días uniformes que no se planchan.

El uso creciente de plásticos petroquímicos y otras fibras sintéticas en productos tales como prendas de vestir y tapicería ha incrementado la inflamibilidad de estos productos, haciendo necesario imponer tratamientos químicos adicionales para cumplir con las normas sobre incendidos. La clase más comun de sustancias químicas usadas para proteger contra el fuego son los retardantes de llama halogenados (HFR), que se han asociado con trastornos tiroideos, con problemas de reproducción y neurodesarollo, con problemas de supresión inmunológica y, en algunos estudios hechos en animales, con cáncer.

En el pasado, la mayoría de los colorantes para telas se derivaban de fuentes naturales, tales como plantas, animales o minerales. Esa era terminó hace un siglo y medio. Hoy en día se usan con mayor frecuencia metales tales como el cadmio, cobalto y antimonio para fabricar los colorantes. La coloración es el aspecto más complejo en la producción de telas. Cuando se añaden colorantes-antes de tejer la tela, después de tejer la tela en rollos como parte de la producción final-es posible determinar los efectos de los colorantes en el ambiente y cómo la prendas, alfombras u otros productos terminados los irán liberando a lo largo del tiempo.

Compre Inteligentemente

Si elige telas hechas de fibras naturales, evitará al menos algunas de las sustancias químicas que acabamos de describir. Como beneficio adicional, las telas naturales tienden a “respirar” mejor que las telas sintéticas y a menudo mantienen la humedad lejos del cuerpo.

Siempre que sea posible, manténgase alejado de las siguientes telas:

•Acrílico

•Poliéster

•Acetato

•Triacetato

•Nylon

•Cualquier tela cuya etiqueta indique “resistente a la estática”, “resistente a las arrugas”, “planchado permanente”, “no necesita plancharse”, “a prueba de manchas” o “repelente a polillas”

Busque estas alternativas más naturales

•Algodón

•Lino

•Lana

•Cachemir

•Seda

•Cáñamo

Recuerde que ni siguiera las fibras naturales son completamente seguras o ambientalmente sostenibles. De acuerdo con un reporte de producción de cultivos, la industria del algodón es uno de los cinco usuarios principales de herbicidas en los Estados Unidos. Si bien puede ser difícil encontrar algodón orgánico en las tiendas departamentales, vale la pena que dedique  tiempo a buscar telas hechas de materia prima cultivada y cosechada sin el uso de pesticidas para la ropa de los niños y para las prendas básicas de su propio guardaroppa.

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

Plásticos Tóxicos: Sabes Cuáles Son? ¿Por qué razón los niños son más susceptibles a las toxinas?

2 comentarios Add your own

  • 1. Alex Wood  |  febrero 9, 2013 a las 7:29 am

    Entre los múltiples beneficios de las fibras naturales se encuentran una mayor ventilación gracias a una mejor transpiración, no retienen la humedad, son altamente resistentes y algunas incluso contienen propiedades antibacterianas.

    Responder
  • 2. victoria  |  septiembre 2, 2011 a las 10:09 pm

    muy interesante..pero..encontrare donde comprar ropa con la ventajas de fabricacion que nesecito???por favor denme una pista a donde ir ahora de compras pues me interesa mi salud y la de los bebes. gracias!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Enlaces de SmartKlean

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog y recibir notificaciones con nuevos mensajes a su correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: