Historia de los Cosmeticos

La historia de los cosméticos, publicada el 21 de julio de 2010, examina el uso generalizado de productos químicos tóxicos en los productos de uso diario para el cuidado personal, desde la barra de labios al champú para bebés.

Producida por Free Range Studios y auspiciada por Annie Leonard, la película de siete minutos revela las consecuencias para la salud de los consumidores, los trabajadores y el medio ambiente, y se esbozan formas en que podemos mover la industria alejando los productos químicos peligrosos de la vida diaria orientándonos hacia alternativas más seguras.
La película concluye con un llamado a los espectadores para apoyar la legislación destinada a garantizar la seguridad de los cosméticos y productos de cuidado personal.

octubre 24, 2012 at 9:23 pm 1 comentario

Receta Casera para Limpiar Pisos

Disuelve tres cucharadas de bicarbonato de sodio en dos litros de agua caliente. Agrega media taza de vinagre y dos cucharadas de aceite esencial de pino. La combinación del vinagre y bicarbonato de sodio es desinfectante, así como el aceite esencial de pino.

Si necesitas una solución anti hongos, también puedes agregar una cucharadita de aceite esencial de citronela y otra de aceite esencial de lavanda. Si se te hace más conveniente, puedes preparar una cantidad más grande para embotellar la mezcla; se puede guardar hasta tres meses en un lugar fresco y oscuro.

agosto 15, 2012 at 4:50 pm Deja un comentario

Ambientadores Naturales

Entre las alternativas a los ambientadores comerciales citaremos muchas cosas dictadas por el sentido común. Por ejemplo, si el motivo de querer usar uno de estos productos es disfrazar un olor, ¿no será mejor intentar acabar con él, si es posible, atacando su fuente? No siempre lo más cómodo y rápido es lo mejor. Si nos dejamos guiar por la prisa, (siempre mala consejera), atacando los efectos y no la causa de las cosas, es probable que no solo NO solucionemos un problema, sino que añadamos otro, que incluso, contra lo que pudiera parecer al principio, haga de nuestro hogar un lugar más incómodo, pudiendo hasta erosionar nuestra salud. ¿Y no tendrá algo que ver con determinados olores una mala ventilación? Ventilar una habitación de manera adecuada podría resolver muchas veces este tipo de problemas.

Si con la ventilación no bastase, podríamos, por ejemplo, situar en algunas zonas de la casa recipientes abiertos con bicarbonato, -el bicarbonato sódico también es bueno, espolvoreandolo sobre una alfombra, dejándolo reposar ahí durante horas y luego aspirándolo para desodorizarla, al igual que para hacerlo con los olores de un frigorífico, metiendo en él un recipiente con la sustancia.
Hay más remedios naturales que podrían citarse.
Cómo preparar ambientadores naturales para la casa
Descubre algunos trucos caseros para que tu cocina, tus armarios o cualquier otro rincón de la casa huela siempre genial.

1. Tarro con flores secas y esencia.

Introduce en un tarro de cristal hermético flores secas y déjalas durante 3 ó 4 días. Intenta remover la mezcla a lo largo de estos días. Pasados esos días, agrega unas gotas de la esencia que te guste y deja el tarro cerrado durante un mes.

2. Bolsitas en los armarios.

Para que tu armario huela bien, puedes usar bolsitas de tela y rellenarlas de clavos de olor, limón, cáscaras de naranja, canela en rama y un poco de café.

En los cajones puedes meter estas bolsitas rellenas con virutas de jabón.

3. En la cocina.

Para perfumar la cocina mezcla en un recipiente agua, cáscaras de limón, una cucharada de azúcar, una o dos ramas de canela y un puñado de clavos de olor. Pon a hervir la mezcla y esta fragancia se extenderá.

enero 26, 2012 at 8:01 pm Deja un comentario

¿Por qué razón los niños son más susceptibles a las toxinas?

Dr. Wentz, autor del libro ‘El Hogar Saludable’ explica cuales son los factores que hacen a los niños más vulnerables a las sustancias tóxicas en el aire, el agua, alimentos y otras fuentes, y que los exponen a más toxinas de las que los adultos enfrentan cada día.

De la infancia en adelante, los niños ingieren más alimentos, toman más líquidos y respiran más aire que los adultos. Kilo por kilo, una bebé menor que doce meses de edad consumirá el doble de alimento que una niña de siete a doce años y cuatro veces lo que come una mujer joven de diecinueve años. Además, los niños respiran más rápidamente y toman un volumen relativamente mayor de aire por minuto en comparación a los adultos. Los niños no sólo tienen una mayor velocidad basal de respiración, sino también respiran rápidamente con mayor frecuencia, especialmente mientras juegan.

Los niños recién emprenden el viaje de la vida. Exploran constantemente su mundo a través del oido y la vista, como lo hacen  usualmente los adultos, pero también a través del oído y la vista, como lo hacen usualmente los adultos, pero también a través del gusto, el olfato y el tacto. Mientras más jóvenes sean, más tiempo pasan sobre el suelo, en donde las toxinas tienden a asentarse y acumularse.

Por mucho tiempo se ha sabido que los órganos y tejidos que aún están en desarrollo son más sensibles a dañarse por influencia de toxinas. La inmadurez del tracto gastrointestinal y de la barrera sanguínea del cerebro en los niños permite una mayor absorción de tóxicos. Y sus funciones hepáticas y renales aún no desarroladas son menos eficientes en el metabolismo y excreción de toxinas. Los niños también tienen menos protección debido a su sistema inmunitario inmaduro.

Los niños tienen una vida más prolongada por delante para acumular las grandes cantidades de tóxicos de hoy en día y están desarrollando enfermedades degenerativas más temprano en la vida. La exposición aumentada a toxinas, en combinación con su mayor vulnerabilidad, forman la base de la predicción de que los niños hoy en día tendrán una expectativa de vida menor que sus padres.

noviembre 21, 2011 at 10:04 pm 1 comentario

¿Qué llevas puesto?

Todos nosotros hemos escuchado la pregunta: “¿qué llevas puesto?”Probablemente usted jamás conteste “petróleo, pesticidas, perfluoroquímicos y antimonio con accesorios de cadmio.” Y en la mayoría de los casos, esa sería una respuesta honesta.La ropa moderna implica mucho más que solo considerar el diseñador mencionado en la etiqueta o el precio de venta. Deténgase un momento y lea la etiqueta de la camisa o el pantalon que tiene puesto. Por una vez, no se preocupe por la talla. En lugar de ellos, mire la lista de fibras que componen la prenda. Es probable que vea un mezcla de telas, por ejemplo, 97 por ciento rayón, 3 por ciento elastano o 65 por ciento de poliéster y 35 por ciento de algodón. Si hace un inventario de toda la ropa en su armario usted encontrará algunos nombres de telas o mezclas que no conoce.

•¿Se ve bien?

•¿Nos queda bien?

Pero hay otras dos preguntas que deberíamos hacernos siempre con respecto a nuestra ropa y otras telas”

•¿De qué está hecha?

•¿Qué efecto está causando en nuestro cuerpo?

Desde que el ser humano descubrió que las fibras podían proteger el cuerpo mejor que las pieles de animales, las telas se han transformado en una parte importante de nuestras vidas. Por miles de años, las cuatro fibras comunes en las telas eran lino, lana, agodón y seda -todos estos productos creados por fuentes naturales. Sin embargo, las fibras naturales presentan algunas limitaciones. El algodón y los linos se arrugan, la seda debe manejarse cuidadosamente, la lana encoge y puede picar. Entonces es comprensible que la gente haya sentido entusiasmo frente a los avances tecnológicos del último siglo que permitieron a la industria de tejidos cambiar las telas naturales -y sus limitaciones- por telas sintéticas.

Estos nuevos materiales artificiales, tales como el nylon y el poliéster, son resistentes a las arrugas y manchas, tienen propiedades antimicrobianas y son resistentes a las llamas. Sin embargo, actualmente estamos descubriendo que los beneficios de las fibras sintéticas muchas veces no superan los peligros que constituyen para la salud. Para desarrollar materiales artificales fue necesario inventar miles de nuevas sustancias químicas que actualmente entran en contacto directo con nuestro cuerpo se pueden absorber a través de la piel, inhalarlos a medida que se evaporan de la tela o -en el caso de los bebés succionarlo y tragarselos a medida que le salen los dientes.

En cierta manera, la ropa que usamos está tan procesada como los alimentos que ingerimos; ambos pasaron de ser saludables y naturales a ser prácticos y tóxicos.

Prendas de Plástico

Para entender qué sustancias químicas potencialmente tóxicas hay en nuestra ropa -y, por lo tanto, en nuestros cuerpos-debemos considerar cómo se fabrica la ropa sintética.

En la actualidad, prácticamente todos los ejemplos de fabricación de fibras sintéticas son peligrosos para nuestra salud. Por ejemplo, está ampliamente aceptado que el policloruro de vinilo (PVC, por sus siglas en inglés), causante de cáncer, es el más objetable entre los plásticos, y aun así vemos que cada vez lo hacen más blando y más flexible por medio de la adición de plastificantes tóxicos, típicamente ftalatos que también pueden causar estragos en nuestras hormonas, para ser usado en las prendas de vestir.

En otro ejemplo, el poliéster se fabrica de productos de petróleo por medio de un proceso en el cual se usa un metal llamado antimonio. La exposición prolongada al antimonio puede afectar negativamente el corazón, el sistema digestivo, los ojos, la piel y los pulmones.

Los perfluoroquímicos o PFC que incluyen al antiadherente Teflon® se añaden en las telas para conferirles durabilidad, resistencia a las manchas y resistencia a las arrugas. Los PFC son extremadamente persistentes en el cuerpo porque no pueden metabolizarse ni desingegrarse. Se acumulan en las células y se han asociado con la toxicidad reproductiva y el desarrollo, también al cáncer del hígado y la vejiga. Las prendas de vestir que tienen la etiquete “no necesita plancharse” contienen, típicamente, PFC.

Desafortunadamente, cada vez más niños en edad escolar y trabajadores necesitan usar todos los días uniformes que no se planchan.

El uso creciente de plásticos petroquímicos y otras fibras sintéticas en productos tales como prendas de vestir y tapicería ha incrementado la inflamibilidad de estos productos, haciendo necesario imponer tratamientos químicos adicionales para cumplir con las normas sobre incendidos. La clase más comun de sustancias químicas usadas para proteger contra el fuego son los retardantes de llama halogenados (HFR), que se han asociado con trastornos tiroideos, con problemas de reproducción y neurodesarollo, con problemas de supresión inmunológica y, en algunos estudios hechos en animales, con cáncer.

En el pasado, la mayoría de los colorantes para telas se derivaban de fuentes naturales, tales como plantas, animales o minerales. Esa era terminó hace un siglo y medio. Hoy en día se usan con mayor frecuencia metales tales como el cadmio, cobalto y antimonio para fabricar los colorantes. La coloración es el aspecto más complejo en la producción de telas. Cuando se añaden colorantes-antes de tejer la tela, después de tejer la tela en rollos como parte de la producción final-es posible determinar los efectos de los colorantes en el ambiente y cómo la prendas, alfombras u otros productos terminados los irán liberando a lo largo del tiempo.

Compre Inteligentemente

Si elige telas hechas de fibras naturales, evitará al menos algunas de las sustancias químicas que acabamos de describir. Como beneficio adicional, las telas naturales tienden a “respirar” mejor que las telas sintéticas y a menudo mantienen la humedad lejos del cuerpo.

Siempre que sea posible, manténgase alejado de las siguientes telas:

•Acrílico

•Poliéster

•Acetato

•Triacetato

•Nylon

•Cualquier tela cuya etiqueta indique “resistente a la estática”, “resistente a las arrugas”, “planchado permanente”, “no necesita plancharse”, “a prueba de manchas” o “repelente a polillas”

Busque estas alternativas más naturales

•Algodón

•Lino

•Lana

•Cachemir

•Seda

•Cáñamo

Recuerde que ni siguiera las fibras naturales son completamente seguras o ambientalmente sostenibles. De acuerdo con un reporte de producción de cultivos, la industria del algodón es uno de los cinco usuarios principales de herbicidas en los Estados Unidos. Si bien puede ser difícil encontrar algodón orgánico en las tiendas departamentales, vale la pena que dedique  tiempo a buscar telas hechas de materia prima cultivada y cosechada sin el uso de pesticidas para la ropa de los niños y para las prendas básicas de su propio guardaroppa.

agosto 24, 2011 at 3:39 pm 2 comentarios

Plásticos Tóxicos: Sabes Cuáles Son?



Los plásticos están en todas partes y en la mayoría de los casos son muy baratos y convenientes. Sin embargo, cada vez más científicos, están descubriendo que hay un alto precio ya que afecta nuestra salud. Algunos plásticos comunes liberan sustancias químicas nocivas en el aire, los alimentos y las bebidas. Estas sustancias son invisibles, sin embargo sí tu utilizas plástico en tus alimentos, lo más probable es que estes consumiendo parte de éstos con tus comidas.

Más allá de los riesgos en la salud inmediatos, el uso creciente de estos plásticos está causando una enorme cantidad de contaminación permanente. Cada pedazo de este material permanece a traves del tiempo (a excepción de lo poco que ha sido incinerado y que libera sustancias químicas tóxicas). En el océano, los residuos plásticos se acumulan en espirales gigantes de basura, donde, entre otras cosas, los peces ingieren trozos de  estos plásticos tóxicos a un ritmo que pronto comer los alimentos del mar se convertirá en un riesgo.

El plástico es generalmente tóxico cuando se fabrica, tóxico en su uso y tóxico cuando se desecha. Por suerte, todos podemos tomar decisiones más seguras.

Reduce el consumo de Plásticos Tóxicos!
Muchos tipos de plásticos desprenden toxinas en los alimentos o líquidos que los contienen.

Consejos
• Es preferible utilizar envases de vidrio con la tapa plástica para almacenar alimentos, ya que el plástico contiene bisfenol A (BPA), PCBs, PBDE, ftalatos, colorantes y otras peligrosas tóxinas. El PBDE puede producir infertilidad, y el BPAs hace estrago en el sistema endocrino al tener el mismo comportamiento que los estrógenos.

• Evita las bandejas y vasos de estirofoam (similar al corcho blanco), sobre todo con líquidos calientes, porque además de bisfenol A, desprenden poliestireno, un tóxico muy dañino para el organismo. Evita este tipo de material sobre todo para meterlo al microondas y para bebidas calientes.

• Tampoco se recomienda utilizar film transparente o papel de aluminio para conservar los alimentos. La acumulación de aluminio en el cerebro es una de las causas principales de Alzheimer. Sustituirlos por bolsitas de cierre hermético tipo Zip, elaboradas con HDPE , un tipo plástico que no desprende tóxinas.

Lo mejor que puedes hacer es reducir el uso de plásticos. Busca alternativas naturales como telas, madera, bambú, vidrio, acero inoxidable, etc . Tambien, cuando compres productos, busca objetos con menos (o sin) empaques de plástico. Si compras plástico, escoje productos que se pueden reciclar o re-usar (por ejemplo, un vacito de yogur que se puede volver a utilizar para guardar crayones).

• Conoce tus plásticos – comenzando con esta guía:

 PET (Polietileno Tereftalato): EVITAR
Comunmente Encontrados en: botellas de refrescos, botellas de agua, botellas de aceite de cocina
Riesgos: Puede desprender antimonio y los ftalatos.

HDPE (Polietileno de Alta Densidad): LOS MÁS SEGUROS
Comunmente Encontrados en: galones de leche, bolsas de plástico, envases de yogurt.

PVC (Policloruro de Vinilo, Vinilo): EVITAR
Comunmente Encontrados en: Botellas de condimentos, film transparente, anillos de dentición, juguetes, cortinas de baño
RIESGOS: Desprenden plomo y ftalatos, entre otras cosas. También pueden emitir gases de productos químicos tóxicos.

LDPE (Polietileno de Baja Densidad): LOS MÁS SEGUROS
Comunmente Encontrados en: Las bolsas que ofrecen los supermercados para cojer frutas y vegetales y contenedores de alimentos

PP (Polipropileno): LOS MÁS SEGUROS
Comunmente Encontrados en: tapas de galones, plásticos para almacenar alimentos, vajillas plasticas

 PS (Poliestireno, también conocido como espuma de poliestireno): EVITAR
Comunmente Encontrados en: bandejas de carne, utencilios de espuma como vasos y platos desechables utilizados en fiestas.
RIESGOS: Pueden desprender cancerígenos y alquilfenoles estrogénicos.

 Otros: Estos plásticos pueden ser una opción más segura, ya que pueden ser muy duraderos y resistentes a altas temperaturas ocasionando una menor lixiviación. Plásticos nuevos biodegradables a base de plantas, como PLA (ácido poliláctico) también entran en la categoría Nº 7.

En resumen, los únicos plásticos seguros para almacenar alimentos, agua y otros líquidos son:

PEAD: Polietileno de Alta Densidad (en inglés conocido como HDPE o PE-HD) identificado por el número 2.

PEBD: Polietileno de Baja Densidad (en inglés conocido como LDPE o PE-LD) identificado por el número 4.

Polipropileno (PP) identificado por el número 5.


Donde se encuentran estos numeros? En la base del envase suele aparecer un número indicando el tipo de plástico dentro de un triángulo, por ejemplo, un 2 para el HDPE. Estos símbolos se encuentran en todas las botellas plásticas. Cada número indica el tipo de material del cual están fabricadas.

El tipo de plástico recomendado por la Dra. Hulda Clark: Botellas PEAD (ingles HDPE). No desprenden toxinas, al contrario que las botellas de plástico transparente del agua envasada, fabricadas en un tipo de plástico denominado PET (PolyEthylene Terephthalate). Todas la marcas de agua envasada testadas por la Dra. Hulda Clark estaban contaminadas con solventes. Por otro lado, las millones de botellas de agua envasadas que se consumen al día en el mundo suponen una carga medioambiental muy elevada.

Los Peligros del Bisfenol A (BPA)

El bisfenol A forma parte del policarbonato, plástico duro de color blanco o transparente empleado en la fabricación de envases para alimentos y bebidas (envases plásticos de zumos, leche y agua), el recubrimiento interior de contenedores de alimentos (contenedores para microondas, tuppers, latas de conservas con el interior plástico…), vajilla, utensilios de cocina e incluso biberones para los bebés. La Unión Europea ha autorizado al bisfenol A (BPA) como una sustancia que puede estar en contacto con alimentos.

El BPA provoca disrupción hormonal o endocrina, dado que por su composición química imita el comportamiento de las hormonas humanas. En el caso del BPA, este compuesto se comporta como el estrógeno. Una exposición a este compuesto puede provocar un problema de división celular denominado aneuploides en el que los cromosomas no se dividen homogeneamente durante la división celular, lo que resulta en células que contienen más o menos cromosomas de lo normal. Esta distribución desigual de material genético puede provocan cáncer, abortos y defectos de nacimiento, incluido el síndrome de Down.

Estudios realizados muestras que bajos niveles de bisfenol A, bien por debajo del límite establecido por la legislación vigente, afectan el desarrollo de la próstata, inducen tumores en la próstata, afectan al desarrollo del tejido mamario y al recuento de esperma e incluoso crean y aumentan el tejido adiposo.

El problema que suponía el agua contaminada con BPA salío a la luz por primera vez en 1998 durante una investigación en la Universidad Case Western Reserve. Durate un estudio sobre la aneuploides en ratones de laboratorio, los científicos detectaron un inexplicable incremento de 8 veces en dicha patología. Finalmente descubrieron que un trabajador del laboratorio había lavado sus botellas de agua con un detergente particularmente agresivo, que había liberado grandes cantidades de bisfenol A en el agua. Los investigadores encontraron que los niveles de bisfenol A a los que se expusieron los ratones eran similares a los niveles que experimentamos en condiciones normales, y que los cromosomos de las células afectadas por el BPA parecían haber sido disparadas con una pistola. Para verificar estas inesperadas conclusiones los científicos duplicaron el accidente ocurrido con el detergente y obtuvieron los mismos resultados. Para verificar que era realmente el BPA el culpable del daño genético, dieron a los ratones una ración diaria de puro BPA y encontraron que los resultados de esta exposición intencional eran similares.

Nuestros océanos se están volviendo de plástico
Una sopa plástica, dos veces del tamaño del estado de Tejas, está desplazándose por el océano Pacífico. Los científicos han denominado a esta masa de bolsas de plástico, jarras, botellas, redes y otra basura plástica ‘la masa flotante de desechos del este‘, y su volumen crece cada día a pasos agigantados.

Esta polución de plásticos ha entrado ya en la cadena alimenticia, siendo las primeras víctimas las aves marinas y otros animales marinos que ingieren objetos como tapas de botellas y encendedores, o se estrangulan con las bolsas de plástico. El plástico provoca que más de 1 millón de aves marinas, 100.000 mamíferos marinos y un número mayor de peces mueran cada año en el océano Pacífico. Por muy preocupantes que puedan ser estas estadísticas, mucho más alarmante son los resultados de un estudio realizado en el agua de mar. En el agua analizada los investigadores hallaron minúsculas piezas de plástico, y teniendo en cuenta el peso, contenía 6 veces más plástico que plancton.

Por supuesto, no sólo los animales marinos están expuestos a la contaminación derivada de los plásticos. La gente ingiere plásticos cada día, y está expuesta constantemente a una mezcla explosiva de sustancias químicas procedentes de la industria del plástico.

¿Cuáles son las consecuencias de todo el plástico que la humanidad está respirando, comiendo, bebiendo y absorbiendo? Obesidad, disminución de las tasas de fertilidad, cáncer entre otros muchos problemas. Si todavía estás buscando una razón para adoptar un estilo de vida más saludable y natural, ésta es una buena razón para evitar los tóxicos de los plásticos en tu vida tanto como te sea posible:

• Almacena la comida en envases de vidrio o de un plástico seguro como el HDPE.
• Evita la comida procesada (que se almacena en bolsas y envases que contienen sustancias químicas nocivas)
• No uses bolsas de plástico.
•No bebas agua embotellada.
• No uses los plásticos en el microondas, aunque digan que son seguros para el microondas.
• Evita el uso de plásticos para alimentos o bebidas que no son identificados en el envase.
• Busca alternativas más seguras para los jugetes de plástico que los bebes se llevan a la boca.
• Si tiene objetos plásticos que despiden un olor perceptible, reemplazalos con objetos más seguros o llevalos al exterior donde encuentren ventilación.

julio 25, 2011 at 3:57 pm 15 comentarios

¿Por qué no es saludable llevar ropa ajustada?

La moda y las tendencias hacen que muchas mujeres incorporen algunas prendas en su vestuario que a veces no resultan demasiado cómodas. Los pantalones vaqueros, las camisas ajustadas, las medias y las mallas son prendas que deben usarse en una talla adecuada, ya que vestir una de estas prendas en una talla demasiado pequeña puede acarrear perjuicios para la salud.

¿Qué molestias causa el uso de ropa ajustada?

Las prendas de vestir demasiado ceñidas comprimen el cuerpo, dificultan la correcta circulación de la sangre y provocan una mala circulación de retorno. Esto a menudo conlleva dolores, hinchazón, y aparición de varices.

La celulitis es otro de los desencadenantes del uso de la ropa muy entallada. Se origina a partir de la formación de nódulos de grasa y toxinas provocada por la alteración de la circulación en la hipodermis. El uso de prendas de vestir que oprimen el cuerpo obstruye la circulación y agrava el cuadro de celulitis.

Pero también existen consecuencias relacionadas con la respiración. La ropa ajustada dificulta el paso del aire por el organismo, de modo que el cuerpo solo puede hacer una respiración corta y superficial. Los perjuicios que esto genera son considerables, dado que el cuerpo acumula más gas carbónico y provoca que las células se oxiden de forma más rápida, produciendo un envejecimiento acelerado del organismo. Además, este tipo de respiración no permite la oxigenación correcta del cerebro, así que es más difícil concentrarse y se puede tener sensación de ansiedad.

La espalda es otra parte del cuerpo que sufre a causa de un mal vestuario. Las prendas ajustadas limitan el movimiento corporal, por lo que se sobrecargan los músculos en acciones que no exigen tanto esfuerzo. Los pantalones ajustados, por otro lado, presionan las caderas y la columna sufre para dar soporte a los movimientos. Las camisas ajustadas restringen el movimiento de los brazos así que cuando termina el día, los hombros también acaban sobrecargados.

La digestión también puede verse perjudicada por el uso de la ropa entallada. Los pantalones y cinturones que presionan excesivamente la zona del estómago y el abdomen son perjudiciales para la buena digestión y pueden llegar a causar acidez y reflujo. El motivo es que después de comer, el estómago se dilata para trabajar la digestión gracias a la acción de los ácidos que forman parte del proceso. Así, la ropa ajustada aprieta esta zona y puede provocar que los ácidos del estómago fluyan hacia el esófago.

Finalmente, la micosis es otra de las posibles consecuencias del uso de ropa ajustada. El calor que retiene la ropa ajustada, sumado con la humedad natural de la vagina puede propiciar el desarrollo de hongos y bacterias que pueden desencadenar en una candidiasis. Lo más recomendable es usar ropa interior no ajustada y preferentemente de algodón.

¿Cuál es el vestuario más saludable?

Si la ropa deja marcas en la piel significa que no hay una buena circulación de la sangre. Así que quedan descartados los pantalones vaqueros muy ajustados, las prendas de ropa interior demasiado estrechas e incluso los calcetines y medias que aprietan demasiado.

Es recomendable usar prendas de algodón para vestir de forma cómoda y saludable, pero también pueden ser una buena opción los tejidos de punto y la lana en invierno y el lino en verano. En cualquier caso hay que evitar las lycras y hay que ser responsable en la elección de la talla de la ropa.

julio 11, 2011 at 7:35 pm 1 comentario

Entradas antiguas


Enlaces de SmartKlean

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse a este blog y recibir notificaciones con nuevos mensajes a su correo electrónico.

Únete a otros 95 seguidores